Aromaterapia y masaje relajante

Wellness es un anglicismo que se usa mucho últimamente y, de forma érronea, suele asociarse únicamente al mundo de la estética. Wellness significa literalmente «bienestar», sin más, y este es el objetivo primario un masaje.

El constante no parar actual nos desgasta a todos y nos adaptamos tanto al estrés y a la tensión de nuestro día a día que es fácil que no nos demos ni cuenta de lo desconectados que estamos de nuestro mejor Yo.

El objetivo principal del masaje relajante es aliviar tensión y conseguir un estado mental de relajación. Los aceites esenciales tienen un efecto calmante que también facilita la relajación y la paz mental. Aunque los campos de utilidad de los aceites esenciales son muchos, los beneficios de los masajes relajantes combinando masoterapia con aromaterapia van más allá de una acción concreta sobre una dolencia específica, wellness en estado puro. Los aceites esenciales, entre todas sus propiedades terapéuticas, nos regalan sus aromas y estimulando el sentido del olfato, nos conectan con las emociones y son capaces de influir positivamente sobre nuestros comportamientos.

Nuestros aceites de masaje:

El aceite de sésamo es un excelente aceite vegetal portador para los aceites esenciales. Es un indispensable en los tratamientos de belleza y bienestar ayurvédico, ya que nutre todos los tejidos, aporta calma y fuerza a la mente y tejidos sensoriales.

Entre sus propiedades más significativas están:

  • Estimulante intelectual
  • Nutre e hidrata la piel seca y envejecida
  • Gran protector cardiovascular
  • Calma irritaciones cutáneas
  • Ayuda a activar la circulación sanguínea
  • Penetra muy fácilmente a través de las capas de la piel, llegando a tejido celular subcutáneo.

Aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia) Sin ninguna duda, uno de los aceites esenciales más versátiles de toda farmacia aromatica que se precie de serlo. Es un excelente regulador nervioso, que contribuye a disipar la angustia y la tristeza, fantástico para regenerar la piel y por si esto no fuera suficiente, el aceite esencial de lavanda también es antiséptico, antiinflamatorio y antiespasmódico.

Aceite esencial de geranio egipcio (Pelargonium graveolens L) Buen regulador hormonal y nervioso, y que puede ayudar en caso de hipoglicemia. Nos ayuda a mantener el equilibrio emocional y mejorar nuestro ánimo. Además, ayuda a mejorar la circulación y a aliviar dolores musculares y de las articulaciones.

Aceite esencial (obtenido por arrastre de vapor, no esencia) de pomelo (Citrus × paradisi) Es conocido que su fragancia a nivel emocional ayuda a calmar el estrés, tonifica la mente, despeja la indecisión y revitaliza el ánimo. Son también importantes sus propiedades antisépticas, desintoxicantes, diuréticas y antiedematosas.